Sunday, May 26, 2013

HTTP:// SOLIDARIO



Artistas como Roberto Carlos, han elogiado la amistad como un símbolo del disfrute de la luz que oxigena la vista y nos hace entender el  sentido de la vida. Polvo emocionado que se dispersa.
Dice: "...Quiero llevar este canto amigo a quién lo pudiera necesitar, Yo quiero tener un millón de amigos y así más fuerte poder cantar. - Yo quiero tener un millón de amigos..."

Uno de mis cantautores preferidos: Joan Sebastian también lo retrata. 

"Quiero compartir con alguien la calma de esa vereda, que me lleva y me regresa y ahí esperando se queda; A que mi huella sea doble a que dos vidas sean una y que en un beso se calme  de mi alma mi sed, mi hambruna. Quiero compartir con alguien con alguien". 
Compartimos el mismo espacio, el tiempo, compartimos tantas cosas, somos beneficiarios de la magia de la naturaleza, y sin embargo nos cuesta tanto reconocer que dependemos uno de otro. Nos aislamos, pretendemos que ninguna luz nos robe brillo. 

La suma de esfuerzos redunda en el éxito global. La red de sinergias construye un mundo mejor. . . vinimos para ser feliz permanentemente, pero nuestras envidias nos distraen. 


Si se nos abrieran los ojos y entendiéramos que es más fácil ser feliz apoyándonos mutuamente. No hay razón para obstaculizar nuestro desarrollo, pues si te hace bien a ti, no tiene porque hacerme daño a mi. Pero hay demasiada malicia.

Entendemos demasiado tarde. Malhayamos el tiempo en que por berrinche, capricho y temor no quisimos ser amigo de alguien talentoso. 

Recién me entero, aunque mi sentido común  me lo alertaba "Las redes sociales pueden provocar envidia desenfrenada". Según un estudio que puedes leer aquí: http://demasiadofuror.blogspot.mx/2013/05/no-me-la-sabia.html

Muchos usuarios comparan sus vidas y les da rencor que otros sean tan felices como presumen, los likes, y comentarios positivos que obtienen de otros, provoca tristeza y soledad en forma patológica. 

No sé que decir. 

Necesitamos renovar nuestro esquema de valores, aprender de nuevo muchos hábitos, pensar en forma distinta. 

No  hay a que temer, vive y deja vivir, y haz el bien sin esperar que también te pase. 

Ser útil a los demás es nuestra misión. 

Es hoy la oportunidad de trascender en la historia como la generación que vive sin complejos, aprovechando los beneficios de la tecnología; comunicándonos para vivir mejor. 

No comments:

Post a Comment