Tuesday, July 07, 2009

QUIJOTERIAS

(MI AMIGO, EL MAESTRO CARLOS E. ACEVEDO,ES A TODAS MARGARITAS, ES UN VIEJO LOBO DE MAR, SE LA SABE DE TODAS TODAS, UN TIPO CULTO QUE PUEDE PASAR POR LO CONTRARIO, PERO SU CONVERSACION Y SU ESCRITURA TIENE TANTA LUCIDEZ, QUE DEJA UN MUY BUEN RECUERDO. CEDO EL ESPACIO PUES A ESTE ESCRIBIDOR) RADICANDO EN TUXTLA GUTIÉRREZ CHIAPAS
Carlos Ernesto Acevedo M. Cuarto Poder

Aperitivo: * Como les iba diciendo, este país maravilloso está sufriendo un desconcierto cada vez más profundo. Los secretarios de Estado no permiten ver a Felipe Calderón la estricta realidad que nos sacude, a no ser que estemos ante un ciego de los que no quieren ver.

De botana: Tenemos que seguir insistiendo; no puede haber paz espiritual en México cuando más de 80 millones de ciudadanos viven una etapa de miseria en todos los órdenes. La carrera de los precios y los salarios la está ganando, como siempre, la imposición de los altos precios.

Entremés: La depreciación de nuestro peso acentúa la imposibilidad de una alimentación balanceada con los nutrientes necesarios. La desnutrición galopante se extiende con sus nefastas consecuencias, golpeando principalmente a los niños en edad escolar. Rigurosamente la salud depende, en grado muy importante, del capítulo de la nutrición colectiva.

Entre semana: Un pueblo con hambre no puede estar satisfecho, menos aún contento. De ninguna manera. Dar de comer al pueblo es obligación impostergable e ineludible del gobierno, si no es así, entonces ¿para que chingaos sirve? Por ahora, los resultados electorales son la más clara manifestación popular de que el rumbo está equivocado.

Desempance: Dentro de un sistema de "mordidas" que no puede corregirse; dentro de una secuela de sueldos fabulosos a los funcionarios; dentro de una grave escalada de desempleo, el gobierno ha reconocido tácitamente (que no otra cosa son los nuevos préstamos), que está al borde de la bancarrota.

Un vejigazo: Las medidas de emergencia ha sido fatales, por ejemplo, no se han dado a conocer las cifras exactas de los mexicanos y mexicanas cesados o despedidos y enviados a la miseria y, por ende, a la oposición lógica. Para calmar los ánimos se ha usado de la mentira cruel: se ha dicho que ya pasamos lo peor, y por otra parte se da como un hecho que pasadas las elecciones vendrá el IVA en alimentos y medicinas.

Una campechana: Políticamente, la inseguridad, la violencia, la corrupción, la ineficiencia, etc., todo ello junto, ha evidenciado la impreparación de políticos improvisados. Es perfectamente natural, pues, que los políticos (¡JA!) actuales menosprecien todo contacto con el pueblo, puesto que no lo conocen, no están vinculados con él y nada tienen en común con la ciudadanía.

Un Hidalgo: Al árbol se le conoce por su frutos. ¿Cuáles son los frutos de los gobiernos panistas después de casi nueve años de gobierno? ¿El sufragio efectivo? ¿La autenticidad del pluripartidismo? ¿La satisfacción de las necesidades ingentes del peludaje? ¿Se abatió la corrupción?¿Disminuyó el narcotráfico? ¿La justicia es imparcial, pronta y expedita?

La del estribo: ¿Los mexicanos(as) pueden presumir de vivir en un régimen democrático? ¿Los nuevos (y los anteriores) diputados federales, gobernadores, presidentes municipales, diputados locales son de extracción netamente popular? Lo que sucede es que los neopolíticos, ebrios de poder, urgidos por los tábanos de la futura sucesión presidencial no hayan cómo salir del paso complaciendo a los ricos un día y desoyendo a los jodidos al día siguiente.

La caminera: Más que otras veces, mucho más, se ponen al descubierto los juegos de los intereses creados en las coordenadas del mundo contemporáneo. Tanto los estadistas (por conveniencia) y los hombres doctos (por prudencia o descuido) no pretenden ver objetivamente, y menos analizar, la verdad en la problemática que nos sacude con ritmo acelerado.

La penúltima: En fin, mejor dejen les cuento que ayer, mientras encendía el enésimo cigarro del día, una buena amiga me soltó un rollo tremendista contra el hábito de fumar como chacuacos. "Fumar -dijo- es el único vicio que la gente confiesa tener, pero infortunadamente son pocas las personas que meditan en serio sobre los peligros que acarrea el sabroso cigarrillo.

La última y nos vamos: "Más allá del factor económico que la galopante carestía hace que también tenga que tomarse en cuenta. Cierto que los efectos del tabaquismo varían mucho en las personas: a unos les produce daños relativos y a otros definitivamente les parte la madre.

Otra una: "Diez cigarros pueden causarle a alguien los mismos efectos que a otro cuarenta, o más. Hay quienes jamás deberían caer en el tabaquismo -continuó mi cuatita- como los niños, desgraciadamente un alto porcentaje de niños y niñas de primaria ya fuman.

Otra más: "Tampoco los enfermos de úlceras, gastritis o con problemas cardiacos o en los vasos coronarios, porque la brea, el alquitrán y la nicotina puede predisponerlos a un infarto al miocardio.

De la casa: "Una sola fumada hace que el ácido nicotínico se absorba primero como estimulante cerebral, pero una segunda o tercera ocasiona el proceso contrario y funciona como depresor. Cuando baja el nivel de la nicotina en la sangre, el organismo reclama su cuota y la persona siente necesidad de encender otro cigarro y...". -¡Párale, párale!, ya me pusiste nervioso, me voy a fumar otro cigarro.

No comments:

Post a Comment