Sunday, October 31, 2010

EL PROYECTO MESOAMERICANO

ESDRAS CAMACHO



El proyecto mesoamericano es una iniciativa que están promoviendo los gobiernos de México y Centroamérica, que, en teoría, pretende el desarrollo de la región mesoamericana. Se llamaba Puebla Panamá porque en los dos extremos de la región donde se va a desplegar se encuentran las ciudades de Puebla en México, al noroeste, y Panamá, capital del país con el mismo nombre, al sureste; ahora por estrategia de disfraz, para distraer y para reposicionarse se ha dado en llamar Proyecto Mesoamericano.

Este, cuenta con el respaldo de compañías transnacionales y empresarios globales que desean aprovechar las concesiones que los gobiernos de cada país están comprometidos a otorgar para la superación y desarrollo en infraestructura y conectividad de la región. En otras palabras: apertura de caminos, autopistas, carreteras, centros comerciales, cadena de hoteles, fomento al turismo, interconexión eléctrica, etc.

Las decisiones para la aplicación del proyecto mesoamericano (antes Plan Puebla Panamá), corresponden al Ejecutivo en turno, asesorado por particulares, expertos en macroeconomía, beneficiarios de los desatinos y los vacíos de las leyes.

En la escena global, sigue llamando poderosamente la atención las riquezas naturales que poseen los estados del Sur-Sureste de México: Campeche, Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán. Se encomian más allá de nuestros ojos las bellezas de sus paisajes, la diversidad de la flora y fauna, pero este es un merito propia y únicamente de la madre naturaleza.

Lo mejor de México se hallan en esta región, en la que además se halla el oceano pacífico y el golfo de méxico, es un territorio atractivo también por los vestigios de las culturas precolombinas, tierra fértil, fructifera, cuna de culturas ancestrales, testimonio de la gloria del nuevo mundo.

Las dinámicas de poder, los cálculos de recuperación indican que el aprovechamiento es inconmensurable, lo que se invierte podría parecer mucho, pero lo que se recupera es más, las ganancias de la inversión en cualquier rubro son garantizadas, la analogía de una mina de oro, se queda corta.

El proyecto mesoamericano (Plan Puebla-Panamá) ha sido presentado como una oportunidad para Mesoamérica.

El plan –aseguran sus impulsores- es un polo de progreso que va a acabar con la pobreza de la región. Sin embargo, el modelo de desarrollo que impulsa no propone nada nuevo para conseguir este fin. Si bien es cierto que la inversión en infraestructura es importante, este hecho no parece suficiente como para reducir de manera sustancial las carencias de unas naciones altamente dependientes y deprimidas. Además, el grueso de la inversión proviene de préstamos otorgados por organismos financieros, no de donaciones, lo que se va a reflejar en el aumento de la deuda externa de los países de la región en una cantidad que se estima cercana a US $ 2000 millones. [1]

En la escuela primaria, nos quedó claro que a cambio de la colonización de America, y de los tesoros aztecas, los pobladores obtuvieron solamente cristales, frágiles "espejitos" que eran lata o vidrio, inservible, pero deslumbrados por el brillo de tales objetos minimizaron su resistencia y cedieron rendidos ante la promesa de más beneficios.

En el fondo, el mecanismo que utiliza al afamado PPP o (el proyecto mesoamericano) es el mismo: construir cientos o miles de kilometros de asfalto para transporte fácil y rápido, no para los pobladores, sino para el beneficio de las compañías transnacionales, asegurando mayor captación de recursos aprovechables extraidos de la propia tierra arrendada.

El grueso de la inversión del Plan Puebla-Panamá no es más que eso: sentar las bases para la utilización de Mesoamérica como un gran puerto, con el fin de que el comercio entre EstadosUnidos y el Sudeste Asiático se pueda desarrollar en todo su potencial. La propaganda que todos los gobiernos involucrados presentan es engañosa, y, por tanto, reprochable. La infraestructura paralela se presenta como el gran proyecto, cuando en realidad no se trata másque de obras de apoyo al capital transnacional. [2]

Organizaciones sociales no gubernamentales que concientizan a la sociedad civil de este engaño, son perseguidas y desprestigiadas. Por eso, la voz que se opone es llamada globalofóbica, se le achaca ignorancia, resistencia inútil al progreso, oscurantista, populista.

El rostro bueno del PPP (Plan Puebla Panamá, o Proyecto mesoamericano) pregona 8 iniciativas en las que se estarían respetando el equilibrio ecológico, la autonomía y soberanía de los gobiernos nacionales.

A) Iniciativa del transporte
B) Iniciativa Energética mesoamericana
C) Iniciativa facilitación del intercambio comercial
D) Iniciativa desarrollo humano
E) Iniciativa de desarrollo sustentable
F) Iniciativa de Telecomunicaciones
G) Iniciativa de Prevención de Desastres
H) Iniciativa Mesoamericana de Turismo


Las legislaciones de cada país, están a favor de un reducido grupo de empresarios, cada grupo político es recompensado por ceder ante las presiones de los intereses neoliberales, los gobernantes de países tercermundistas como México y todo Sudamérica son títeres de los millonarios.

Todo tiene un fin, no una meta y el fin del PPP, o proyecto mesamericano, es explotar inmesiricorde lo que haya que ganar, el resultado: la muerte.

Los poderosos olvidan que son mortales, superan cualquier limite de inteligencia, la voracidad es inacabable. La ambición del que tiene, por tener más, llegando a desear para mi mismo poderes sobrenaturales, pero nada rebasa a la democrática muerte, el problema que quienes más rápido sucumben a ella, son los nativos en pobreza extrema, los que alimentan al mundo, contrastante verdad de la madre que alimenta para despúes fenecer a manos de sus amamantados.

América Latina además de ser un botín para el grupo de los países ricos, serviría también como un puerto de tránsito de productos de Asia, hacia Estados Unidos, por ello la aplicación de políticas económicas como el Tratado de Libre Comercio, el Acuerdo para el Libre Comercio de las Americas, auspiciado por la Organización Mundial del Comercio y el Banco Interamericano de Desarrollo.

En el Estado de Chiapas, se celebra cada aeropuerto, cada autopista, cada centro comercial transnacional que se inaugura, pero lo único que permite es otorgar las condiciones óptimas para el saqueo de los recursos, la contratación de mano de obra barata, la contaminación de los suelos y aire, la deforestación.

Para el enriquecimiento de los siempre ricos, no se consideran los datos del Instituto Nacional de Gegrafía y Estadística (INEGI), en el que se observa que en los últimos años, Chiapas ha sufrido en forma creciente por fuertes lluvias que han provocado serias inundaciones en varias partes del estado. Las catástrofes naturales de este tipo tienen que ver con el calentamiento global y con la fuerte tala de árboles que se está llevando a cabo.

Y aún hay más: En Chiapas, se concentra el 30% del agua superficial del país. (agua virgen). Chiapas cuenta con los dos ríos más caudelosos del país: el Usumacinta y el Grijalva. La región hidroeléctrica más grande del país se encuentra en La Reserva de la Biosfera de Montes Azules. De las más de 10 cuencas hidrólicas en Chiapas, la más importante es la del Río Grijalva, que genera el 54% de la energía hidroeléctrica del país.

Sin contar que: Chiapas es un estado importante no sólo por el petróleo que ya se produce, sino también por las reservas que quedan por explotar.

Existen 118 pozos petroleros ubicados en el norte del estado. En 2002, Pemex hizo planes de invertir 63 mil millones de pesos durante los siguientes cinco años en el sureste de México. El 32% se destinaba para la perforación y producción del petróleo.

Aunque Pemex niega que haya proyectos de exploración de petróleo en la Selva Lacandona, en Chiapas sus proyectos han incluido a los municipios de Palenque, Ocosingo, Benemérito de Las Américas y Marqués de Comillas todos en la región Selva. Y ha iniciado proyectos de exploración en los municipios de Las Margaritas, Independencia, La Trinitaria y Maravilla Tenejapa en la región Fronteriza.

Fuente: Ecosur ( http://www.sipaz.org/data/chis_es_02.htm )


La Conquista América sigue despúes de 500 años, ahora ya con mejores instrumentos y estrategias, el chantaje, la compra de conciencia a través de campañas publicitarias que se diseminan para hacer creer a la mayoría de que no hay peligro, que todo está bien, que bien vale la pena dar, para recibir. La propaganda oficial es también distractora, ensalza fatuidades, privilegia el show, el objetivo el consumo, se disfraza de prioritario el espectáculo y el placer, eso es la vida, nacer, crecer, consumir y consumir para despúes morir.

Los ciudadanos contribuimos también: algunos de nuestros impuestos van a parar a "incentivos" que los gobernantes dan para la iniciativa privada, ya que ellos darán empleo y empleo es lo que todos necesitan, esos "incentivos" son las ampliaciones de carreteras, infraestructura en comunicación, aeropuertos modernos, etc.

El desarrollo económico es una falacia, el desarrollo humano también para los que radican en el sur, las reglas que obedecen se dictan desde los corportativos transnacionales.

Las enfermedades modernas son provocadas por ese desequilibrio, por la alteración del ecositema, aludes, tsunamis, ciclones, son consecuencia de la irracionalidad humana de querer expropiar la tierra, si no hay poder humano que detenga el enriquecimiento global, la misma naturaleza se vengará, aniquilando la vida, no se ncesita mucha lógica para llegar a esa conclusión.

La militarización y paramilitarización de las tierras donde hay excelentes recursos naturales es una orquesta de los gobiernos locales, para el desplazamiento de los grupos nativos, sectores campesinos que sobreviven gracias al campo, y que son opositores a las políticas expansionistas, son encarcelados o muertos, para ellos la realidad es o mueres o te vas.

La extinción de fauna exótica, el envenamiento de manantiales, es un castigo que padecen, quienes ni siquera saben de su presente, mucho menos de su futuro.

Contrarrestar los efectos negativos del expansionismo comercial de transnacionales a través del Plan Puebla Panamá o Proyecto Mesoameicano, además de ser una utopía es una situación social en la que se involucran expertos en el tema, biólogos, científicos, biotecnólogos, agrónomos, políticos. Algunos, con la firme convicción de contribuir a la posible restauración de suelos y medioambiente, otros únicamente, emplean el tema como consigna de fama.

La sociedad civil, desconoce los alcances de este proyecto, condenan, guiados por la propaganda oficial, los gritos de dolor, los llamados de conciencia y dignidad, satanizan la resistencia, con esa apatía contribuyen a la entrega silenciosa de la nación.

En estos momentos, ya no es tiempo de cerrar los ojos, no ver el enemigo en el prójimo, poner atención un tanto en lo que sucede en en nuestro entorno, en los valores humanos, en las necesidades colectivas. La tarea es conocer, informarse, enterarse por el derecho a la vida.
En pocas palabras: vencer la ignorancia, eso vale la pena.

FUENTES:
1 y 2.- http://www.tropicoverde.org/Proyecto_TV/doc_pdf/PPP.pdf

No comments:

Post a Comment