Friday, September 29, 2017

Solo quiero llamar tu atención


Hoy me escapé.
La clínica de rehabilitación no es lugar para mi.
Mentira que estoy loco.

 Ya ves que no funciona, una simple orden de restricción.

Es cierto tengo una deficiencia de dopamina, serotonina y adrenalina, es cierto me falta una sustancia. Y esa tú la generas.


Hace un año te busqué por segunda vez y un polícia te defendió, tuve que huir. Pensándolo bien, no fue tu culpa. Tu no podías llamar a nadie, el que lo hizo fue el poli del almacén de enfrente, esa vez, por poco me agarran.

Diosa reyes. Un mal te hizo, el que te asentó con ese nombre, tuviste a tantos pretendientes frustrados ¿o afortunados?.

No fue difícil arreglar este encuentro, hasta tu cuidador se puso de mi lado.

A un principio se negó diciendo que eso no era normal y que mejor ya te dejara pues tal vez no estabas en condiciones. Estamos solos. Y no me importa que no estés “presentable”.

Acepto, estoy perdido en este desierto de soledades. El pasado se encapricha conmigo.

Tu como psicóloga, podrás saber mejor que yo,  lo que me pasa.
No he sido el mejor para expresarme... Aunque no es tu ayuda profesional, lo que ahora busco.

Es la tercera vez que vengo. Pero sé que esta vez no terminará igual que antes, esta vez si no. Esta vez no haré  ninguna tontería.

Sólo quiero contarte mi versión de lo que publicaron los periódicos.

Te acuerdas, claro que te acuerdas o quizás no.

Esa noche que en la terminal de autobuses me pediste la franela roja acolchonada que vendían en ese autoservicio, esa noche sentías frío. Yo solo acostumbraba cumplir tus deseos, por algo eras mi diosa. Íbamos a Toluca y desde que me prometiste hacer el amor en cada municipio del Estado por lo menos una vez,  degustaba mentalmente esa promesa.

Apenas terminó la película que proyectaron en las mini televisiones portátiles que llevan esos camiones. Me buscaste, la suerte estuvo de mi lado, según yo, ahora sé que estuvo mas de tu lado que del mío. Entonces abriste la colcha y como rebozo te la pusiste encima a la manera de un pareo, tenías unas botas gigantes, y eso hizo que tardaras tanto en quitarte completamente el pantalón, luego sin prisas subiste tus prendas al asiento, justamente donde tu viajabas sentada y te sentaste sobre mis piernas, temeroso que nos vieran los seis pasajeros, desperdigados en los otros asientos. Cada curva fue sensacional. Cada bache bienvenido y agradecido.

Días después, leí el anuncio de tu compromiso con el aspirante a la silla presidencial en un  conocido diario, quise enloquecer.

Sólo correspondías a mis delirios de enamorado. ¿Solo sexo buscaste en mi?.
¿eras una adicta. O ya no, tal vez?.

Eso ya no importa, creo; solo vine a decirte que esta vez si ya no haré mas locuras.

La obsesión por estar cerca de ti, me llevó a buscar un trabajo en Tuxtla, siendo que ya tenía uno  en Tonalá.

En octubre del 2008, conocí la cárcel...¿te enteraste?, recuerdo haberte marcado y contado, sólo para que tu fingieras no conocer la voz y colgaras. Viajé, para reunirme con mi familia,  algún engrane de mis neuronas se barrió, cuando pasé por san Cristóbal. . .Y de pronto me veo encerrado en una celda y con los titulares de los diarios diciendo que en la estación san Cristóbal de la terminal de autobuses de primera línea. Detuvieron a un maniático sexual que luego de masturbarse embarró liquido seminal a los pasajeros, al revisarle sus pertenencias fueron hallados, accesorios eróticos, quinientos miligramos de lubricante vaginal, una caja de pastillas azules, conocidas como “viagra” cientos de fotografías, y cartas firmadas por conocida dama de sociedad, posible próxima primera dama de gobierno del Estado.

Cuando mi mujer me ingresó a la clínica, fue porque descubrió en el celular la grabación del segundo encuentro aquí. El encierro no me permitió venir antes.

Habíamos quedado en que el amor que yo te daría sería más grande que mi razón. Yo sólo quise seguir cumpliéndote.

Los periodistas son unos sensacionalistas, que si era yo caníbal, que un maniático sexual. Y bueno por mi, no hay ningún problema, al fin todo comentario sobre mi reputación es glorioso.

Si todo sale bien hoy, me largo para siempre y te borro  de mi vida.

Discúlpame que te lo diga, pero después de año y medio ahora si ya hasta yo, ya te estoy viendo cara de muerta.

Sunday, September 10, 2017

Se hace el silencio. . .

Lo ví en la maestría hace 9 años.

A pesar de que relativamente vivíamos cerca muy poca comunicación hubo, pues los quehaceres, la diferencia de edad... no lo sé, esa oportunidad no se presentó.

Supe que era promotor del ciclismo en Motozintla. Y me dijo él mismo que corría todas las mañanas del centro a las albercas de mazapa y de regreso para mantenerse en forma.

Hoy me invitó por segunda o tercera vez a unirme al club de ciclismo, faltan 10 días para que sea mi cumpleaños, (el mío) y pensé ¿Qué edad tendrá José Luis?.. Se ve que le ha hecho efecto benefico el ejercicio.

Me recordó, este domingo 19 te espero, saldremos e iremos muy despacio para que puedan acompañarnos principiantes. - ¿Tu tienes bicicleta verdad?, pronunció, sabedor de que mi respuesta era afirmativa.

Se despidió con un choque de puños, como si fuéramos camaradas, y me sentí feliz de que él fuese feliz, me lo transmitió.

Abordé el vehículo y pensé en que quizá no podría sostener su ritmo. Dí la vuelta, estacioné el coche, almorcé, una hora más tarde fui de caminata con mis hijos, de regreso entré a un café y justo al salir, alguien me murmuró en jerigonza, el hermano del Mtro. Guzmán Falleció atropellado.

Rechacé lo dicho. Apenas cosa de dos horas y media nos despedimos...


Se hace el silencio. .  .


Aturdido escribo estas notas, su influencia me inspira.
Chelís
Qepd.
10/09/2017. Motozintla Chiapas