Friday, August 28, 2015

CARTA AL SUP

CON DEDICATORIA AL SUP EN SU VALS DE XV AÑOS DE VIDA DEL MOVIMIENTO ZAPATISTA

Por Esdras Camacho
Apreciable Sup
Distinguido CCR.
Estimados Compañeros y compañeras
Recién, me entero tienen planeado realizar un festival Internacional de la Digna Rabia, para celebrar el 15 aniversario de la insurrección indígena con la presencia de intelectuales y representantes sociales de 20 países.
A mi me gustaría leer un nuevo comunicado redactado con el estilo de antes… lo de hoy, ¿cómo lo explico?, carece de todo hasta de “rabia”. El señor dueño o gerente del EZLN, excelentísimo pseudo antihéroe de combates intelectuales con nobeles, amigo cercano de diplomáticos extranjeros y narradores universales, se ha perdido, ha sobrevalorado su importancia, ha extraviado su argumento o su papel en la tragicomedia que representaba, ¡oh por Dios!. Si le robaba cámara al mismo Oliver Stone, ¿sólo yo me he dado cuenta?.
Señor Sup, de la manera mas atenta posible le solicito explique ¿porqué  ha renunciado a su papel central? - antes tan bien desempeñado- en la realidad sociopolítica mexicana de principios de milenio.
Usted, aparte de robarle el corazón a mi hermana, también se lo hizo a muchas adolescentes, cuando usted se proclamó defensor de la clase indígena chiapaneca, provocó arrebatos (delirantes), aún aunque deslavadas hay playeras que tienen impresa su imagen al frente. Se extraña ese furor en sus rostros, el mismo que usted tuvo cuando apareció en cadena nacional saludando a Carlos Loret de Mola, Brozo y el mismo Julio Sherer décano de periodismo en México.
Varios posters suyos circularon por comercios establecidos y ambulantes, en la que su figura fue el icono de la juventud irreverente, sus poses, sus prendas, sus letras, sus comunicados, todo era para culto. Sin exagerar,  había devuelto a los ex hippies su esencia, a los intelectuales su identidad, a los frustrados guerrilleros su coraje y a los aspirantes a novelistas, su ejemplo. Su mismo nombre, motivo de aquel acróstico vertical u horizontal, en el que se adivinaban los municipios del estado adheridos a su ¡ya Basta! –M-argaritas, A-ltamirano, R-ancho nuevo, C-omitán, O-cosingo, S-an Cristóbal de las Casas. “El mesías de los desarraigados”.  
¿Le provoca algún sentimiento eso?.
Sinceramente,  lo dudo. Usted terminó “devorado” por su estrategia mercadológica. Se posición en ascenso creciente, su influencia fue tan portentosa, digna de actores emblemáticos como Marlon Brando, en el cine, Maddona, en la música, Julio César Chávez en el ring.
Pienso que de esta historia de 15 años, no hay siquiera una segunda parte, aunque sea mala. Es la decadencia de un ciudadano (delegado) “cero”, parafraseando a su alter ego en la música, el español Joaquín Sabina. ¿Qué razón oscura te hizo salir del agujero?, Esta afirmación esconde también el deseo de que usted con “hechos y no palabras”, me diga que sigue siendo el mismo sup de antes, el eros encapuchado, el poeta, el pensador mexicano.
Cuál es la razón señor (por si acaso es usted: Rafael Sebastián Guillén Vicente) que nos limite, que nos tenga en abstención (me incluyo) a los integrantes de la sociedad civil, tantos y tantos millones de “sin rostro”, que le confiamos el estandarte del espíritu crítico, la estafeta de vocero del pensamiento inorgánico, la conciencia (nacional) colectiva de nuestra inteligencia.
Le recuerdo sus palabras; “…un pedacito de luz, para hacer del deber y la vergüenza una orden”.
¿Cómo quiere que entienda yo esto?.- mera retórica, aunque me resista a creerlo. La verdad sea dicha: la fe, sin obras, es letra muerta.
Su entendimiento del afán Globalizador de las Transnacionales, motivó tantas tesis de licenciatura, maestría y doctorados en las universidades, nacionales y extranjeras, desde la óptica de las artes, de la política y de la economía fue desmenuzado, apropiado, estudiado y citado sus comunicados, sus discursos.
Tanta cobertura, tanta energía, tanto vigor de usted, se extraña. Se extraña aquella frase “Todos somos Marcos”, que funcionó tan bien para generar simpatía a los escépticos. En aquellos días si que llegué a creer que como el rock y muchas cosas más, su presencia había llegado para quedarse, para ocupar un lugar al lado de celebridades del mundo, personas de tanto valor, e indispensables para entender la evolución del mundo. Miguel de Cervantes Saavedra, Fidel Castro, Simón Bolívar, Benito Juárez o la tía chofi del poeta  Jaime.
Señor Sup, ¡despierte de su letargo!. Quién se crea ser usted: no lo es. Usted no es un cuadro renacentista, ni el eslabón perdido, ni el señor retirado de las glorias y tampoco es un falso caudillo. Usted, no es la fantasía de nadie, usted es la verdad viviente, usted es la voz alumbradora, quemante y madura de los  “indeseados”. Los olvidados.
De algo deben valerles los libros publicados sobre el movimiento zapatista, las películas y las canciones, las entrevistas en Le Monde Diplomatique y el Miami Herald. ¿No cree?. No piense que nadie quiere saber de usted, sino todo lo contrario. Su presencia debe de ser incómoda, sólo si usted está presente… vivo.
Si señor, lo mismo que a usted, a mucha gente le hastía que el nivel de política ejercido en México tenga un tufo de excremento, un cinismo que lacera, un denso sopor de insensatez.
Nos falta el marcos que se discute, señala, indica los tropiezos y los yerros de los gober “croquetas” y/o “piruetas”.
Usted, se ha quedado callado, usted falta a su obligación, usted es necesitado, sobre que?... quizá sobre lo de siempre hombre, la tarea es de nunca acabar. ¿Quiere una pista?.
Aquí están:
--La aprobación de la reforma Energética. Comprometiendo el dominio y poder del Estado Mexicano, al concesionar a la iniciativa privada la extracción de ese recurso no renovable.
--El presidente de la república que ganó con cifras inciertas
--La alianza Educativa, orquestada desde la maquiavélica cabeza de Elba Esther Gordillo y echada andar al vuelo, aun a pesar de los bajos niveles de aprovechamiento y rendimiento (certificados), probados en exámenes de consultorías internas y externas.
--El atentado de Michoacán el 15 de septiembre del 2008.
--El accidente aéreo en que fallece Juan Camilo Mouriño, Secretario de Gobernación
--La ineficacia e incompetencia de las autoridades civiles y militares para asegurar un clima de seguridad real.
--El reciente anuncio de la re exploración de posibles nuevos yacimientos petrolíferos en la selva lacandona. Poniendo en riesgo la salud humana, animal y vegetal de los que ahí habitan. Y lo peor volviendo mas ricas las fauces de los explotadores y exterminando las huellas ancestrales de nuestra raza mexicana.
Por nombrar algunas…
Revisando el archivo de sus comunicados, he leído el del día 5 de abril de 1999. (Desde las "solitarias y desesperadas" montañas del sureste mexicano, y le he encontrado cierto aire al escritor Carlos Monsiváis, quiero decir al estilo que él emplea, no vaya a usted a creer otra cosa. Justo donde dice (en negritas): P.D. que se disfraza de comunicado Ezelenita.
Si no lo desmiente, voy a terminar creyendo esa hipótesis. Y te diré ya pues pinche monsi, complácenos con más de tus lecturas viscerales.
En Chiapas el 1 de enero de 1994 se alzó la voz para defender la causa indígena, para reclamar lo justo, venga pues aún no hay misión cumplida.
Si usted cree que soy su fan desertor, es correcto siempre  y cuando usted no se reivindique.
Vale de nuez y salud!
Pd. Perdone usted el principio de este texto, no logro dominar mi estilo tan punzante, con suerte algún día seré totalmente sutil y/o diplomático.
Pd2.- Mi hermana está muy agradecida de que yo le escriba.
… Desde mi alcoba en algún lugar de mi casa, en el algún municipio de Chiapas.

Yo, alias yo.

Thursday, August 27, 2015

El desgaste de los maestros.



Como si fuera un padre caprichoso que no quiere oír las mejores razones de los hijos, el gobierno cierra oídos y ojos ante la realidad y la lógica, esta realidad porosa. La negociación solo tiene un objetivo el desgaste de los maestros, ¿Qué ocurre cuando se desgastan?.
Son tres fases.

1.- La agresión en esa etapa se rompen vidrios de oficina, se quema papelería, si bloquea el transporte
2.- La inmolación, los compañeros se sacrifican, se martirizan y torturan para llamar la atención, para hacerles ver al que pueda la condición de la lucha.

3.- La deserción, la aceptación, la resignación. Esa es la peor de las etapas del desgaste.
El gobierno tiene también tres fases de postura.
1.- La cerrazón. oídos sordos, total desinterés, finge no darse cuenta y cuando toca el tema lo hace desde un contexto distinto porque sabe que si reconoce lo justo de las demandas de la lucha sindical, solo se autogolea.
2.- Provoca para que se incremente la protesta y varíe hacia la violencia, razón por la que emplea ante el aplauso generalizado con reprimir la lucha y desbaratar toda protesta por interrumpir el clima de estabilidad social. y
3.- Luego de la captura de algunos rebeldes, la "Supuesta" entrega de ciertos espacios, el intercambio de compañeros por ceder lo nimio, lo poco, lo mínimo.

Y todo esto desalienta por la razón de que pasar por todas las etapas conlleva conflictos. Recordemos que el instrumento del poder son los medios masivos de comunicación que en todo momento están dando la cara que al poder le conviene.

Luego por los medios en que participemos pidamos solo lo justo, se vale que nos escuchen, se vale que busquemos juntos negociemos, se vale porque a un nuestra constitución y nuestro modelo de gobierno nacional se sostiene a través de una figura la democracia.

Algo ejemplar que sería bueno ocurriera, los diputados, locales, federales o senadores, ponerse del lado del reclamo justo e incidir para que tengamos solución pronta.

Tuesday, June 02, 2015

La casa de Juan Pastor


Tengo algunos recuerdos lejanos, lejanos por la distancia en el tiempo. Quizá han pasado 30 años o más, mi padre acostumbraba a salir de paseo con mi hermana y conmigo a lugares un tanto retirados, recuerdo nos llevaba en una bicicleta de turismo, íbamos confiados en que a su lado nada nos podría dañar. Confiábamos, yo confiaba, creo que también mi hermana. 

Dos lugares eran los más frecuentados, el primero la casa de los dulces de cacahuate en el barrio Mojón y el segundo la casa de Juan Pastor en el barrio Chelajú Grande. 

Gracias a que salíamos quizá una o dos veces a la semana, tuvimos conocimiento de la dimensión de la ciudad, nuestra ciudad era pequeña para andar en carro pero grande para andar a pie, o en bicicleta. 

Creo que por esa temporada aumentamos algunos kilos debido a nuestro crecimiento, pues de pronto mi papá dejó de hacer esos recorridos, y cuando insistiamos suplicantes contestaba; "Ya no, ya pesan mucho". Yo no lo creía... o quizá si, los niños son  ingenuos. 

La casa de los dulces de cacahuate era habitada por gente amigable que siempre nos recibía como visita privilegiada, mi papá conversaba de cosas de adultos, Sandra y yo creo engolosinados por el dulce dejábamos pasar la tarde deseando prolongar el paseo. 

La casa de Juan Pastor pintada de verde, era de tres puertas, significaba el fin o el principio de la ciudad según se viese, ubicada al poniente era el inicio de una carretera de terracería con rumbo a Carrizal, mi padre entraba y platicaba un tanto con el mentado  Juan Pastor, que siempre imaginé que era como San Juan Bautista, y que cuando yo escuchaba mentarlo me preguntaba si era pastor de ovejas y si era pastor porque siempre estaba en casa, o nomás era referencia decir así Juan Pastor, o si era su apellido, pero si era su apellido, que apellido tan folclorico... y hoy reflexiono que si era su apellido, y no era pastor ni de iglesia, ni de oveja, y no tenía nada de  semejanza con ningún profeta barbado. 

Nos gustaba el paseo y era valorado porque mi padre no vivía en casa, llegaba por la tarde a darnos el gusto de convivir con él, creo que es por esa época en que los hijos ven como héroe al padre sea quien sea, haga lo que haga, esté donde esté. 

Estoy hablando de los primeros años de los ochenta, nuestra vida no giraba en torno a ninguna preocupación u obligación, nos bastaba lo que había porque no conocíamos nada más. 

Cuando crecimos y desaparecieron esos paseos, siempre tuve el deseo de emular el recorrido hacia esos lugares aunque eran peligrosos, por la escasez de casas hasta allá, zona propicia de borrachos o mal vivientes. Aún imaginaba que podría salir gente de esa que robaba niños y los vendía para volverlos jabón. 

Ambas casas desaparecieron con el paso del tiempo, la corriente de los ríos dañaron su estructura de adobe, solo quedan restos en donde habían paredes de varilla y tabique, pero no han dejado de estar en mi recuerdo. 

 Hoy, en que los años han pasado, de pronto vuelvo a esos lugares, hoy motivado por recuperar una condición física perdida, ahora con la mentalidad de estar sano, combatir el sobrepeso y apreciar el paisaje al caminar por el simple gusto de hacerlo, recuerdo a mi padre y pienso, si hubiese siempre tenido su bicicleta  su figura se hubiera mantenido esbelta, hubiese sido fantástico que ahora en que también soy padre saliéramos a dar esos paseos juntos. 

Pienso todo eso ahora en que ni bicicleta tengo y si el peso del compromiso de salir de paseo con mi hijo, emular y si es posible ser para mi hijo el héroe que mi padre fue para mi. 

Por lo pronto les comparto la foto de donde estaba la casa de Juan Pastor ...

Friday, May 08, 2015

El hijo de Lía Marlo



Por José Luis Castillejos Ambrocio

Se emociona al ver los ojos vivaces de su madre. La recorre con la mirada y peina cada una de sus expresiones…las encapsula y suelta una metralla incontenible de palabras. Va de un lugar a otro, a un nuevo personaje, a una distinta circunstancia. Se mueve mentalmente de Cusco, Arequipa o Lima en Perú, a Bratislava, la capital  y mayor ciudad de Eslovaquia y se emociona cuando habla de Paris o de sus tímidos días juveniles cuando pasó hambre en la Ciudad Luz, durante una semana, y no se atrevió a robar comida o prostituirse -como lo hacen muchos varones latinoamericanos- en el bosque de Boulogne.

Hernán Becerra Pino es todo un personaje. Es académico, periodista, escritor, abogado,sociólogo y gran conversador, pero no ha sido profeta en su tierra, pese a que es notable catedrático de la Universidad Nacional Autónoma de México. Habla cinco idiomas y ha visitado un centenar de países y ha entrado al bajo mundo del Reino de Camboya, al sur de la península de Indochina, en el SudesteAsiático.

Tiene el cordón umbilical atado a Chiapas y no obstante que ha ganado en dos ocasiones el Premio Nacional de Periodismo “José Pagés Llergo” (1997 y 2005) en su estado le han negado el Premio Chiapas. Sus cartas credenciales como escritor docente en la UNAM con estudios doctorales en la Universidad de Toulouse–Le Mirail, Francia, no han servido de nada en un estado donde la rutina del cangrejo (echar todos abajo) es una constante.

Siete horas de conversación no son suficientes para comprender a este hombre que escribe al tiempo que sufre del abandono en que está Chiapas.

La frágil manita de una niña que corría entre las mesas del restaurante Vips, a un costado de la carretera que conduce del centro a Puerto Madero, en Tapachula, y que rozó la costilla derecha de Hernán lo sobresaltó. Pensó que era un asaltoen la calurosa tarde del verano costeño de Chiapas. En una fracción de segundo su rostro pareció palidecer; luego suspiró y continuó tomando un postre.

 El autor de varios libros de narrativa, periodismo cultural y poesía y miles de entrevistas a personajes me invita a ir al centro de la ciudad de Tapachula a casa de su madre, la periodista Gloria Pino Ochoa, quien reposa antes de declinar el sol.

“El duende de Tapachula” era el pseudónimo en el diario Excélsior de Lía Marlo y este el sobrenombre de la señora Pino Ochoa quien en la década de los cincuenta escribió la columna “Teleconfidencias” del diario El Sol del Soconusco.

“Jamás usé el periodismo para maltratar, ofender o chantajear al alguien y me retiré de esa profesión porque nació Hernán”, afirma Pino Ochoa quien a sus 85 años de edad dijo que en alguna ocasión le ofrecieron 5,000 pesos para dejar de escribir sobre alguien en una época cuando su sueldo mensual era de 120 pesos.

“LíaMarlo” aún se emociona al recordar su encuentro con Mario Moreno “Cantinflas”.El rostro de la periodista luce radiante en la gráfica, al lado del divo de la televisión, el cine y la comedia que la abraza con una gran sonrisa pero una mirada que luce triste. “Fue todo tan repentino. Nos hicieron las fotos y sólo una se ha salvado”, dice doña Gloria Pino Ochoa.

En otra ocasión a la periodista de sociales del Sol del Soconusco, la primera en su género en Chiapas, contó cubrió la participación de Pedro Infante en una fiesta. El charro mexicano cantó tres canciones para quienes lo contrataron y luego en las afueras del Country Club de Tapachula, donde lo aguardaban miles de personas, les dedicó lo mejor de su repertorio.

Y de José Alfredo Jiménez recordó que a este lo levantaban en el hotel Colomba,en el corazón de Tapachula, la “Perla del Soconusco”, a “puro café”, ya que siempre estaba con la cruda (resaca) del día anterior y debía tomar café para poder seguir en sus actuaciones en la Plaza de Toros la Bien Pagá, lugar donde un grupo de fanáticos literalmente desnudó y pretendió abusar de la vedette Lyn May, casi en las orillas del río Coatancito. “La chusma quería desnudarla totalmente pero un hombre la protegió”, recuerda.

Otra vivencia que tuvo la octogenaria periodista fue la visita del presidente deMéxico, Adolfo López Mateos, al Country Club. La turba, que permanecía en lasafueras de ese centro de convenciones sociales, se brincó la barda e ingresó yarrasó con la comida y el licor. En la vida de esta mujer, que hoy permanece ensilla de ruedas a causa de una caída que le afectó la cadera, ha transcurridocon intensidad. Recibió el encargo de una amiga de mandar hacer un santo delSeñor de Esquipulas con un escultor francés para “sanar” a una persona. Elsanto efectivamente fue elaborado y fue traído, en procesión, desde la fronterade Talismán hacia Tapachula y hoy permanece en la Iglesia de San Juan.

A lo largo de la entrevista, Hernán Becerra Pino, el hijo de la comunicadora,añade datos, pide a su progenitora que haga precisiones o que cuente la anécdota aquella cuando de niño el hoy reputado comunicador se hizo popó en la guayabera blanca del gobernador de Chiapas, Samuel León Brindis o cuando orinó al presidente de México, Adolfo López Mateos.  Ambos, por separado, lo cargaron.

El hijo de Lía Marlo conversa ampliamente bajo el aire que disparan dos ventiladores (uno en el techo y otro de pedestal). Abundante agua mineral,queso encerado y un postre sirven de marco exquisito para seguir la conversación. Parte de su imaginación viene de lo que leyó en los comics de Kalimán, Memín Pingüín, entre otras o en las radionovelas que lo llevaron a surcar otros horizontes a través de las ondas hertzianas.

“No entendía la vida y creo que por eso viajé mucho”, asegura este hombre que ha dictado cátedra desde hace 40 años, aparte de realizar lo que le apasiona: el periodismo, la escritura, las entrevistas sin perder de perspectiva al Chiapas que le duele y que, paradójicamente, le niega los reconocimientos a una vasta trayectoria a este hombre que besó, inclinado, la lápida de la Madre Teresa de Calcuta, en la India.

Becerra Pino le ha rendido tributo a quienes admiró de una manera muy particular.Visitó la casa de Honorato de Balzac, cerca de la torre Eiffel y estuvo en el lugar donde este comía escargots.

Como hombre de letras dicta clases de redacción, ha leído a los clásicos, posee 13 mil libros en su casa en la ciudad de México. Ha ido por el mundo pero Chiapas no se le ha desprendido de la piel pues esta es la región que le conmueve el alma y le arruga el corazón.

Autor de El baúl del tío Matías,  Hernán sufre como ninguno a Chiapas y le duele la partida de Gabriel García Márquez, a quien entrevistó poco más de una década antes de que falleciera. Habló con Carlos Monsiváis, Víctor Hugo Rascón Banda, José Joaquín Blanco, José Agustín, Beatriz Espejo, Andrés de Luna, Rafael Ramírez Heredia y Leopoldo Zea, entre otros y buscó por todas partes al Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, con quien finalmente dialogó largo y tendido.

Quiere mucho a Marco Aurelio Carballo y aprecia la poesía de Jaime Sabines y recala en los textos de Octavio Paz, Carlos Fuentes ode Augusto Roa Bastos y se entrega a la sabiduría de Ernesto Sábato.

Define a sus entrevistados como sus grandes maestros pero pesa mucho el entorno por eso es que siempre en sus textos aparecen rasgos de las montañas, el mar, los cantos de las aves y el espíritu irredento del soconusca.

Y es que en la poesía está la vida, las querencias, los tiempos idos de este trotamundo que en un tiempo fue ateo y hoy cree ferviente en Dios. Nacido en 1957 e hijo del médico Romeo Becerra Lara y de doña Gloria Pino Ochoa, Hernán tiene hermanos:Javier, Margarita, Romeo y Gustavo.

Segundos antes de estrecharme la mano, casi en la despedida, me dice: Si volviera a nacer, si tuviera la oportunidad de vivir no cometería muchos errores, viviría intensamente, probaría muchas cosas y viviría a plenitud, tendría un rancho,algo de dinero.

Pero hoy, por hoy, vivo modestamente de mi sueldo como académico, de lo que me pagan por mis escritos, dice.

El hijo de Lía Marlo tiene muchos sueños por cumplir: uno de ellos es lograr que le concedan el Premio Chiapas.

Quizás, entonces, sí sea profeta en su tierra.

joseluiscastillejos@gmail.com
@jlcastillejos

Thursday, May 07, 2015

¿Objetividad?

*Ángeles Mariscal
Estimado Doc. No busco objetividad, no soy un objeto, soy una persona que se siente parte de una sociedad, y busca contribuir desde su profesión a buscar relaciones justas, equilibradas en todos los sentidos.
En lo que escribo y en lo que produzco siempre hay una intensión, en mi caso es esta.

Conozco mi gremio, conozco a mis colegas, conozco los medios de comunicación y me siento con autoridad para afirmar que esto es siempre así, siempre hay una intensión en todos los medios, y con todos y todas quienes nos dedicamos a esta profesión. Siempre hay una intensión, a veces (las más) es económica, o política; otras es la búsqueda de reconocimiento, a veces lo que nos mueve es la indignación, o el pensar en forjar un futuro como sociedad... muchas cosas nos mueven, pero siempre hay algo personal que nos mueve.

Decirlo y reconocerlo públicamente es "escandaloso". En este colonialismo del pensamiento en el que fuimos educados, nos enseñaron a desdibujarnos, a mimetizarnos, a callarnos, a no ser respondones, a "respetar a la autoridad", a ser pasivos... o hipócritas. Y entonces nos convertimos en unos inconformes de closet que sólo las 8 horas laborales bajan la cabeza y el resto del día se auto-tortura pensando si hizo bien, si hizo mal... y sobre todo, intentando resolver el día a día, cerrando los ojos a la realidad con la que no está de acuerdo.

¿Porqué no mejor somos claros, transparentes, honestos en lo que hacemos y cómo lo hacemos, en lo que pensamos y somos? En mi profesión, ser honesta es el principal patrimonio.
Y todo esto viene a cuento porque al intentar concentrarme en mi trabajo (evidentemente soy sumamente dispersa) encontré este texto que me ayudó a ubicarme. Te lo comparto porque sé que lo vas a entender.
"12 puntos que un/a periodista debe tener presente cada vez que encare su trabajo, según Tomás Eloy Martínez:
1) El único patrimonio del periodista es su buen nombre. Cada vez que se firma un texto insuficiente o infiel a la propia conciencia, se pierde parte de ese patrimonio, o todo.

2) Hay que defender ante los editores el tiempo que cada quien necesita para escribir un buen texto.
3) Hay que defender el espacio que necesita un buen texto contra la dictadura de los diagramadores y contra las fotografías que cumplen sólo una función decorativa.

4) Una foto que sirva sólo como ilustración y no añada nada al texto no pertenece al periodismo. A veces, sin embargo, una foto puede ser más elocuente que miles de palabras.

5) Hay que trabajar en equipo. Una redacción es un laboratorio en el que todos deben compartir sus hallazgos y sus fracasos, y en el que todos deben sentir que, lo que le sucede a uno les sucede a todos.

6) No hay que escribir una sola palabra de la que no se esté seguro, ni dar una sola información de la que no se tenga plena certeza.

7) Hay que trabajar con los archivos siempre a mano, verificando cada dato, y estableciendo con claridad el sentido de cada palabra que se escribe. 

8) Evitar el riesgo de servir como vehículo de los intereses de grupos públicos o privados. Un periodista que publica todos los boletines de prensa que le dan, sin verificarlos, debería cambiar de profesión y dedicarse a ser mensajero.
9) La clase política, la clase empresaria y, en general, los sectores con poder dentro de la sociedad, tratan de impregnar los medios con noticias propias, a veces añadiendo énfasis a la realidad. El periodista no debe dejarse atrapar por las agendas de los demás. Debe colaborar para que el medio cree su propia agenda.
10) Hay que usar siempre un lenguaje claro, conciso y transparente. Por lo general, lo que se dice en diez palabras siempre se puede decir en nueve, o en siete.
11) Encontrar el eje y la cabeza de una noticia no es tarea fácil. Tampoco lo es narrar una noticia. Nunca hay que ponerse a narrar si no se está seguro de que se puede hacer con claridad, eficacia, y pensando en el interés de lector más que en el lucimiento propio.
12) Recordar siempre que el periodismo es, ante todo, un acto de servicio. El periodismo es ponerse en el lugar del otro, comprender lo otro. Y, a veces, ser otro.

Tuesday, April 21, 2015

La vida ha sido generosa conmigo. Sandra de los Santos

Comparte esta nota
  
La vida ha sido generosa conmigo. Me ha dado la oportunidad de ejercer dos oficios que me llenan a plenitud: el periodismo y la docencia. Ni uno se contrapone al otro, por el contrario, andan caminando juntitos.

Soy periodista desde hace 14 años y docente universitaria desde hace seis años. Jamás he ocultado que soy maestra de periodismo en el Instituto de Estudios Superiores de Chiapas (IESCH) y devengo un salario por ello. Mi trabajo en ese lugar se limita a la cuestión académica y estoy muy a gusto con eso.

Desde que inició el proceso electoral federal un blog ha difundido información difamatoria y calumniosa en contra de mí persona. Decidí no responder a esta acción con el afán de no darle atención a una campaña de desprestigio.

Sin embargo, ayer desde cuentas anónimas de las redes sociales enviaron estos textos a mis  alumnos. ¿A qué persona tan perversa se le ocurrió semejante bajeza?

Ante mi decisión de ignorarlos, decidieron involucrar a personas que me interesan. ¡Caray! Actúan como mafiosos. Lograron su cometido: tuvieron mi atención. ¿Qué clase de persona sería, sino me indignara cuando se han metido con mis dos oficios y con quienes quiero?
Siempre he tenido claro que el objetivo de estas campañas es hacer que perdamos nuestro objetivo –el mío es informar y ayudar a la construcción de ciudadanía desde los dos oficios que ejerzo-. Buscan que perdamos el tiempo haciéndonos subir a su tren de lo absurdo.
Con este texto no busco responder a quienes están realizando esta campaña. Sería inútil. Sino intento responder una pregunta que de manera reiterativa me han hecho:”¿Qué piensa de todo esto?”

Pienso que la ciudadanía no nos merecemos semejante espectáculo. Pienso que este tipo de campañas continúan porque los políticos y las políticas las fomentan con su falta de propuestas y sus pleitos baratos.

Pienso que las personas que estén detrás de esta campaña han perdido lo más importante que puede tener un ser humano o humana: la dignidad y eso me entristece. Con la pérdida de la dignidad de una persona pierde toda una sociedad.

Pienso que hay que trabajar más en el tema de los derechos humanos. Me cuesta trabajo entender cómo a estas alturas se usa como ofensa el decirle a alguien homosexual o lesbiana.

Pienso que sino interpongo una denuncia en contra de quienes resulten responsables de estos hechos estaría contribuyendo a que este tipo de actos se sigan dando. Así que por eso interpondré una denuncia y estaré vigilante a que se le dé seguimiento.

Pienso que todos y todas como sociedad debemos de hacer esfuerzos para que este tipo de acciones no se vuelvan en algo común. Ni acostumbremos a las y los jóvenes a que esto es algo normal y tolerable. No lo es. Por eso no lo quise dejar pasar, porque si seguía ignorándolo sería darle un mensaje equivocado.

La indignación debe ayudarnos a movilizarnos de una manera propositiva. Soy una convencida de la democracia y la construcción ciudadana. Desde mi oficio como docente y periodista intento abonar en ambos temas. Continuaré, como hasta ahora, reportando los temas de interés público, incluido los comicios electorales.

Les he dicho lo que pienso así que es la primera y última vez que me refiero a este tema de manera pública.

Consejos a mi hermana menor


en su cumpleaños.

1.- El Respeto a la vida y la familia estará por primero.

2.- En vez de pedir, dar.

4.- Nada en la vida es gratis, todo tiene un precio aunque la mayoría de las veces no es monetario.

5.-La alegría y valentía hay que generarlas con trabajo

6.- Los sueños e ilusiones se realizan si tu quieres.

7.- La vida no trae manual de instrucciones, innova. 

8.- Todas las experiencias construyen, elígelas bien. 

9.- Corre riesgos, sin embargo acuérdate del primer consejo.

10.- La mejor edad es estar vivo. 1

1.- Cuida lo que consumes: la mente y el espíritu necesita más alimento que la boca y el estómago.

12.- Por los siglos de los siglos, Nunca te detengas

Thursday, April 16, 2015

#Cualidades de los políticos


Para algunos  la política representa un modo de vida. Están para aplaudir, rellenar, acarrear, llevar, traer, ponerse y quitarse siempre y cuando haya dinero de por medio, dinero … para otros el ideal, la oportunidad posible de mejorar todo un embalaje de procesos, un sistema, el estilo de vivir.

Por un lado hay quienes dicen detestar a la política por ser un juego de máscaras de poder, la corrupción institucionalizada, descreen y niegan que algo bueno puedan salir de ahí, por el otro hay soñadores, románticos,  ingenuos , idealistas que desean poco a poco transformar la realidad, traer a este presente un futuro anhelado lleno de abundancia y plenitud.

La sociedad quiere que sus políticos sean veraces y sensatos, positivos y cercanos a ella.
¿Pero cuales serían las cualidades deseadas en los políticos?

*Que tengan humildad,
que entiendan que no  son Dioses,  son uno más de nosotros  que tengan presente que son ciudadanos que se han ofrecido como gestores, como servidores, como solucionadores de conflictos,  no son emperadores ni reyes. Por ello hay que respetar a cada uno por lo que es  y cumplir con el ejemplo lo que prometen cambiar.

* Recíprocos  y generosos  
No precisamente en el dinero, sino en la confianza y fe que los demás depositan en ellos, el buen político sabe que puestos, dirigencias y liderazgos son efímeros;  y el agradecimiento o el rechazo toda la vida. Hay que ser agradecido con las personas y satisfecho con lo que tiene de tal forma podrá ser generoso, las cosas son para compartirlas, no para poseerlas en acumulación.

* Valentía
Se elige representante para defender las causas justas no para vender la protesta, no están ahí para promover y aprobar leyes agresoras a la mayoría, están para ser la voz que defiende, la voz que se opone ante lo indigno, tienen que  ser valientes para resistir  la ambición propia y ajena  y… dar la cara a sus electores, cada que sea necesario.  


para no sufrir decepción analice su decisión.