Friday, May 03, 2013

Maldito Diego Verdaguer

Cuando fui niño, escuché varias canciones de Diego Verdaguer, "La ladrona" era el tema de ensueño, todavía lo es. 

Mi madre lo tenía, creo que fue un regalo de alguien especial. Ella lo programaba a cada instante en la vieja grabadora, que a mi me parecía indigna de un cassette en tan buen estado. 

Algunas de sus canciones, olvido varias. 

- Ven que se va la vida
- Si el amor es lo que dicen.. 
- Volveré
- El pasadiscos
- Jane
- Coco loco
- Corazón de papel

El misterio del amor estaba tan, pero de veras tan retirado de mís primeros diez años. Sin embargo un sentimiento dulce, meloso, tierno asomaba por una comisura de mi corazón. 

Al menos en México, Diego Verdaguer se dejó de escuchar si acaso veinte años, y cuando todo mundo creía que era un cantante olvidado. Como el ave fenix, resurge de sus cenizas. 

Mi madre aún lo disfruta, pienso, aunque ya no lo escuche. A mí me gusta oirlo ahora, con sus nuevas producciones en el que literalmente reconquista y conquista a la actual generación. 

Los temas de hoy (2013), son: - también olvido otras nuevas. 

- Voy a conquistarte
- Quien de los dos
- Mentiras bonitas
- El aire de mi amor
- Todos mentimos

Hoy que fuí a un restaurant, a hablar de negocios.  La música de fondo era Diego, pero con esas canciones viejitas. El clima había descendido hasta quizá unos 16 grados. Tuve eso que le llaman frío de ausencia. El dolor de amar equivocadamente. 

En silencio. Me doblé. 

La inspiración del cantante, eran dardos certeros, bella agonía del alma. 

El destino mansamente me colocaba en el lugar que en el ayer primero, no creí existiese. 

Voló el espíritu, el  aliento se contuvo, la pausa aletargada de un amor extraviado. 

Maldito Diego Verdaguer. 

Dieguito. 

Tenías que ser tan chingón. 

Y, para rematar el negocio fue cerrado exitosamente. 

No comments:

Post a Comment