Wednesday, July 27, 2011

¿INGENUO, TONTO O CONEJO?



“el único aspecto de mi forma de ser que me gustaría cambiar, sería…”

Estoy haciendo un reajuste de todas mis actitudes, y en eso persisto constantemente, sé que no es algo que funcione como varita mágica en el que con solo decirlo, ocurra, aun así, reflexiono. ¿Qué es urgente y necesario que modifique en mi forma de vivir?...OK, el ser ingenuo, sí, yo siento que es el peor de mis defectos, el creer que hay algo en las demás personas que los controla, los limita y los detiene de hacerme daño.

Por ejemplo, un día yo comencé a jugar a las patadas voladoras con un recién amigo, antes habíamos bebido algunas cervezas, teníamos ambos entre 18 y 16 años, pero en mi forma de reaccionar era un juego, y no debíamos perder de vista que era un solo una acción de aparentar tomarnos en serio que era solo una práctica de borrachos… no obstante terminó de lo peor, yo supuse no pasaría de ser una vacilada, y resultó que no, que al otro se le olvidó que estábamos en un juego con el resultado de que terminé con la nariz quebrada y los ojos hinchados.

El ser ingenuo me ha acarreado también otras consecuencias negativas, aunque no estoy seguro de querer enumerarlas, o de pensar con coraje de aquellos sucesos.
Otra ocasión, ja, si buena esa si es de antología, yo suponía que una niña de 18 quizás, inocente ella, estaba enamorada de su profesor que era yo, y suponía además que ese amor era platónico, o que se desilusionaría de pensar que éramos de edades muy diferentes, con sus respectivos humores y caracteres dispares, que no llegaría a ningún lado su interés, pero, lo que ocurrió es que resultó toda una niña mala, con técnicas amatorias tan extraordinarias, que sorprendido, tuve que emprender retirada, no fuera a causarme una impresión traumática, que auguré, únicamente con la asistencia de un buen psicoterapeuta, borraría de mi memoria.

La que duele más, es la de el haber estado encadenado a una mujer maliciosa, en la que se divirtió con lo ingenuo que era su amante, yo. Provocó una gran decepción, una melancolía grande, un deseo de terminar con mis días, fue la etapa en la que era una constante burla de mis sueños, anhelos. Quiso transformar mi personalidad inocente en un alma vencida, en una persona sumisa y sometida a sus caprichos.

La ingenuidad también me ha llevado a cometer errores a la hora de hacer mis negocios, por ejemplo en ocasiones, me invitan a conducir un evento de bastante trascendencia y no sé cobrar, es decir doy una cotización equivocada, porque no sé cobrar, mucha gente dice que regalo mi trabajo, y a veces pienso en que sí, sin embargo es una habilidad que dominaré, pero tiene que ver también con mi buena fe, con mi ingenuidad.

Otro ejemplo, que quizá alguien diga, no eres ingenuo, eres pendejo, pero que le voy a hacer, por ejemplo a la hora de pagar, no regateo, no sé regatear, he pagado por algo que he comprado unas tres veces de su valor original, todo, porqué por ingenuo.
Bueno eso, necesariamente debo de cambiar, por mi salud mental y por mi economía.

Salud!

1 comment: