Friday, June 25, 2010

LEVANTA LA VOZ

Hoy, que se ha puesto de moda el término COMPETENCIAS, entendiéndo por ello, el conjunto de habilidades y destrezas que permiten manipular el contexto en el que el ciudadano se halla para mejorar su propio entorno, se hace necesario "calar" a cada político, conocer y descubrirlos como gente competente y no al revés.


Lo que es costumbre es que los que se sacrifican a representarnos en cualquiera de las palestras "ciudadanas", la voz que del pueblo, ni se "sacrifican", ni nos representan y lo peor, se han sentido más que pueblo, emperadores, mesías, tlaotanis, zenseis.

Es díficil, extraer con claridad las cualidades necesarias para desempeñar un cargo. Y sería un alivio que los candidatos a cualquier puesto de elección popular, pensara en el compromiso histórico de pasar a la posteridad, dejando buenas cosas por las que haya que recordarlos, ya sea en su quehacer mismo o en su contribución a distintas causas como la promoción del arte y cultura o bien la defensa del ecosistema.

Hasta ahora, los candidatos habían ensayado la retórica cansona de agradecimiento por la gente ingenua, que ni siquiera supo, quien era su candidato, de donde iba, quien era y cual era el oficio del elegido. Hubo en el pasado, gigantes fantoches de la política, una como dijera una voz autorizada en el análisis política Dicha de los mediocres, la dictadura de la fatuidad.

Para tantos miembros de la "real politik", lo importante, más que prepararse intelectual y académicamente para el cargo, es estar bien conectado, bien relacionado, estar en el lugar indicado, en el momento indicado. Sin importar la suficiencia de conocimientos o la aplicabilidad de sus propuestas. Para esos, la política es un lujo, o mejor dicho, es un lujo ser político.

Las elecciones del julio próximo en el distrito XVII, con cabecera en motozintla, se antojan diferentes en lo absoluto.

"Ahora es la oportunidad de la Sierra",
La campaña que ha encabezado el candidato Zoé Robledo, es una muestra clara de la evolución de la política. Está aglutinando a gente pensante, gente competente. Día a día de los pocos que se otorgaron para hacer campaña, ha establecido nexos con instituciones y personas para comprometerse a darle una imágen de progreso a los municipio de la region sierra.

Conozco ahora al señor Zoé, pero, desde antes, sentía conocerle, sus textos me ofrecieron siempre un panorama muy certero de su pensamiento y personalidad, de ese profundo conocimiento de la realidad social mexicana. El mismo título de su columna de opinión lo dice todo.

Al señor Zoé lo asocio a dos hombres importantes para mí, uno el ilustre señor Edgar Robledo Santiago. - a quien tuve el placer de tratarlo y ser uno más de sus conversadores en Motozintla-(q.e.p.d), tío del anterior y el otro era mi abuelo, originario del municipio de la Grandeza, quien atesoraba celosamente la correspondencia que tuvo con el maestro Edgar.


Había leído con profundo interés el "Mirado Global", todo el año pasado, columna que publica aún el diario del sur de Tapachula Chiapas, ahí al final del texto se sabía el twitter y el correo electrónico de Zoé, al que siempre tuve la intención de hacerle llegar mis comentarios, nunca lo hice, pero siempre tuve esa intención.

Para volver a los grandes tiempo se Chiapas, es necesario que hayan grandes hombres, los cuales que cuando uno les pregunte que es "HERMENEUTICA", no digan que es el arte de calibrar las llantas de un autómovil, o que respondan cantinflescamente como NO AVANZAMOS, PERO TAMPOCO RETROCEDEMOS, SINO TODO LO CONTRARIO.

En la historia de Chiapas, honrosas excepciones han habido de gente perteneciente a la clase política con preparación académica, EMILIO RABASA, entre ellos, y quizá haya otros que se salven, pero en lo general son personas que han sacado el trabajo... como dice el dicho; "como Dios te dé a entender".

Zoé, es gente de ahora, pero con la buena herencia de los de antes, con esa sensiblidad por el prójimo y sobre todo con la preocupación de que se dirá de él, cuando haya pasado un tiempo, ser responsable de lo que se hace, ese es el reto, esa es su consigna.

Una simpatía más allá de lo inexplicable me hace creer en Zoé, el candidato y el hombre.

Por su capacidad y preparación, que hacía mucho no se observaba. Por su proyecto, por sus propuestas, por su equipo de trabajo, en fín por su visión de futuro.

Estoy contigo.